Reseña: Espina Plateada y El Sueño de Abbadon

espina plateada y el sueño de abaddonEsta fantástica historia transcurre en un territorio ocupado por seres que poseen extraordinarias habilidades, entre las que se cuenta la magia.

Shayna, mitad elfa, mitad humana, se enfrenta al desprecio de todo el mundo por ser diferente. Repudiada por unos y otros, se ha convertido en una superviviente, una ladrona de gran habilidad que, por azar, se encontrará ante el golpe de su vida. Sin embargo, el objeto que pretende robar se revelará como instrumento fundamental de un plan de consecuencias catastróficas. Contra todo pronóstico, Shayna  logrará convertirse en la pieza clave para salvar al mundo de la destrucción.

“Por primera vez en su vida se atrevió a decir lo que pensaba de sí misma.”

Conclusiones

Después de un rato pensando en lo que supone este libro para mí, creo que la mejor forma de definirlo es como un truco de magia. A simple vista puede parecer una novela más de aventuras, pero en realidad, guarda un mundo interior más extenso y profundo de lo que parece.

Para empezar hablaré del argumento. La historia se centra en un mundo fantástico medieval donde los seres humanos conviven con otro tipo de razas y seres sobrenaturales, donde la magia puede una gran aliada o un cruel enemigo.

Aquí encontramos a Shayna, una joven semielfa que se gana la vida como cazarrecompensas y ladrona. Una noche, en la taberna, Shayna escucha como dos ladrones trazan un plan para robar un suculento botín y decide que ese tesoro tiene que ser para ella. A partir de ese momento la vida de Shayna da un giro de 180 grados, donde la única forma de sobrevivir es luchando y aunando fuerzas con quien menos espera.

“Era arriesgado, pero la emoción la embriagaba como una ola de frío y calor desbocada.
-Puedo hacerlo porque soy la mejor.”

Ahora hablemos de la protagonista, Shayna. Esta semielfa tiene lo que yo llamo corazón de león: es fuerte, inquebrantable, autosuficiente y con alto sentido de la justicia. Lucha por su causa a su manera, actuando siempre desde las sombras. Shayna se ha forjado una coraza impenetrable donde el dolor la lleva a seguir adelante y a sacar lo mejor de sí misma. A lo largo de la historia, descubrimos que debajo de esa coraza late un corazón que ayuda a los débiles, que es capaz de forjar amistades y sentirse vulnerable, aunque le reviente admitirlo.

Para compensar la frialdad de Shayna encontraremos a Meinu. Lo que parece una inocente niña, en realidad es una fuente de atracción de problemas que le dará a Shayna más de un dolor de cabeza. Es divertida, bondadosa, carismática y muy descarada. Y sobre todo, siente un gran cariño por Shayna aunque ella no lo entienda.

Nuestro personaje masculino es Eridian, el misterioso (y atractivo) elfo que se prestará a ayudar a Shayna con sus objetivos. Su pasado también es tormentoso, pero él lo afronta con sinceridad y humor negro. Pero no es oro todo lo que reluce, y lo que parece buena voluntad puede que no lo sea.

Además de los personajes, lo más espectacular de este libro es la ambientación. La magia es auténtica y no es cosa de niños, los conjuros son potentes recursos de poder. Existen diferentes formas de manipular la magia: magos, conjuradores, objetos mágicos… Todo en perfecta sincronía con la aventura de nuestra protagonista.

Por último, Shayna nos enseña una lección: no importa lo que seas, sé lo que tú quieras ser. Ser diferente no significa ser menos. Demuestra lo que vales. No importa que tu destino esté marcado. Tú eliges tu camino, demuestra que eres capaz de conseguirlo.

En mi opinión a este libro le faltan unas 300 páginas más que nos explique más la vida de cada uno de los personajes e interiorice más la relación entre ellos. Porque la verdad es que.. ¡Me lo acabé en un santiamén y quería mucho más!

Sé que Reah ha puesto toda su alma en este primer libro y desde aquí le animo a seguir explorando esos mundos. ¿Para cuándo un segundo? ¿Qué tal una saga de Espina Plateada? 🙂

Ficha técnica

Título original: Espina Plateada y El Sueño de Abbadon
Autor: Patricia Buigues García (Reah)
Género: Fantasía / Juvenil
Editorial: Ediciones Martínez Roca
Páginas: 208

¿Y a vosotros que os ha parecido? Si te ha gustado comparte y deja aquí tu comentario =)

Reseña: El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

El Hogar de Miss Peregrine

De niño, Jacob formó una ligazón especial con su abuelo, que le contaba extrañas historias y le enseñaba fotografías de niñas levitando y de niños invisibles. Ahora, con dieciséis años, Jacob sufre la inesperada muerte del anciano. Entonces, cae en manos del joven una misteriosa carta que lo empuja a emprender un viaje hacia la isla remota de Gales, en la que su abuelo se crió, para descubrir si todas esas historias que había oído de niño… son reales.

“Cuando era niño, las historias fantásticas del abuelo Portman me hacían creer que era posible vivir una vida mágica. Incluso después de que dejara de creerlas, existía aún algo mágico respecto a mi abuelo.”

Conclusiones

Cuando era pequeño, Jacob tenía una estrecha relación con su abuelo. Ambos compartían deseos de viajar por todo el mundo y explorar los rincones más remotos. A Jacob le apasionaban las historias que le contaba sobre su infancia en el orfanato dónde tuvo que vivir por culpa de guerra, y de los niños de extraordinarias habilidades que con él convivían.
Ahora Jacob tiene dieciséis años. Ha crecido y ha dejado de creer en aquellas historias. Solo eran las memorias de un anciano senil. Pero todo cambia cuando recibe la llamada de su abuelo, marcando un “Antes” y un “Después” en la vida del muchacho. Su vida da entonces una vuelta de 180 grados que le lleva a una pequeña isla en Gales donde descubrirá la verdad sobre las historias de su abuelo, un secreto bien guardado.

He de admitir que este libro me devolvió la vida. Hacía mucho tiempo que no leía con tanta intensidad. Quise hacerme con este libro desde el momento en que descubrí que la película de Tim Burton estaba basada en la obra literaria de Ransom Riggs. Un libro. Detrás de la película había un libro. Y en la portada escrito en letras doradas “peculiares”. Según Google, “Que es propio y singular de una persona, animal o cosa”. Desde ese momento necesité descubrir cuál era la peculiaridad de ese libro y de los niños que contenía. Soy una curiosa empedernida y el libro no me decepcionó.
Pude ponerme en la piel de Jacob, y ver como el chico evolucionaba al mismo ritmo que mi sentimiento por la historia según iba pasando las páginas. Sufrí con él la impotencia y la desidia. Noté el vuelco al corazón al descubrir la carta. Además, las fotografías que aparecen cada ciertas páginas son ciertamente escalofriantes, lo que hace que el misterio avance con paso acelerado. Se nota que Riggs ha trabajado en cine y sabe cómo mantenernos en vilo.
Muy recomendable para los que los enigmas son nuestra debilidad.

“Había soñado con escapar de mi vulgar vida, pero mi vida no fue nunca vulgar. Simplemente no había advertido lo extraordinaria que era.”

Ficha técnica

Título original: Miss Peregrine Home for Peculiar Childrens
Autor: Ransom Riggs
Género: Fantasía
Editorial: Cross Books
Páginas: 416

¿Y a ti que te ha parecido? Si te ha gustado comparte y deja aquí tu comentario =)

Words, don’t come easy

Ese día al abrir los ojos decidió que debía dejar de escribir.

Ese día al abrir los ojos decidió que debía dejar de escribir.

“Sesenta… cincuenta y nueve… cincuenta y ocho…” vio con sorpresa como en la pequeña pantalla digital del microondas donde había puesto a calentar el café de cada mañana había cambiado los números por palabras. Tal vez seguía durmiendo y no lo sabía…

Cuando se puso en marcha el autobús de camino al trabajo descubrió como el cielo empezó a llenarse de cientos, tal vez miles, de palabras en diferentes caligrafías (Sol… frescura… nube… ilusión…) que flotaban en el aire como si alguien las estuviera haciendo volar con ayuda de una bombona de helio.

Bajó del autobús en la siguiente parada viendo con estupor como el mundo a su alrededor se convertía en palabras. Salió corriendo sin pensar en la dirección, tratando de huir de aquella telaraña de letras que intentaba acorralarle.

nathaniel-shuman-396960-unsplash

Llegó hasta la playa y corrió por la arena. Al poco tiempo, vio como sus pies habían sido absorbidos por palabras diminutas que se amontonaban una tras otra (calidez… suavidad… ocre… tibio…).  Empezó a llover, y vio como sobre sus manos empezaban a amontonarse las palabras (lluvia…agua…frío… triste… llanto…). Se hizo de noche y un manto de oscuridad lo cubrió todo. Y aunque no podía verlo, sentía que todo el espacio a su alrededor estaba cubierto por palabras.

Era un laberinto sin salida. Las palabras le arrancaban la piel y le perforaban los huesos. Se encogieron hasta convertirse en moléculas y consiguieron colarse en su estructura genética. Se había convertido en una historia que respiraba y caminaba con un sentido de existir.

Y sólo había una  forma de hacerlas salir de ahí.

 

Photo by Nathaniel Shuman on Unsplash

 

Reseña: Un monstruo viene a verme

Siete minutos después de la medianoche, Conor despierta y se encuentra un monstruo en la ventana. Pero no es el monstruo que él esperaba, el de su pesadilla, esa que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el tratamiento, ese sueño tenebroso de la oscuridad y el viento y los gritos…

Un monstruo viene a vermeSiete minutos después de la medianoche, Conor despierta y se encuentra un monstruo en la ventana. Pero no es el monstruo que él esperaba, el de su pesadilla, esa que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el tratamiento, ese sueño tenebroso de la oscuridad y el viento y los gritos…

Este monstruo es algo diferente, antiguo… Y quiere lo más peligroso de todo: quiere la verdad.

“- Las historias son criaturas salvajes. Cuando las sueltas, ¿Quién sabe los desastres que pueden causar?”

Conclusiones

Conor sólo es un niño. Un niño con problemas. Problemas que no debería tener un niño de trece años. Su madre está enferma de cáncer, su padre vive en América con su nueva familia y sufre acoso escolar. Ahora el mundo que le rodea siente lástima del pobre Conor. Es él contra un mundo complicado y cruel. Pero el chico tiene temple, ¡Vaya si lo tiene! Pero eso no evita la pesadilla, la misma que se le repite cada noche y no le deja vivir.

Una noche, un monstruo en forma de tejo gigante aparece frente a su casa con una misión: le contará a Conor tres historias, la cuarta será Conor quien la cuente. Será su historia, su verdad.

En cierto modo me recuerda a las películas de Guillermo del Toro, donde se entremezcla la crudeza con la fantasía. ¿Ha sido un sueño? ¿Ha sido real? Según avanzas en la lectura, empiezas a entender la figura del monstruo. Me gustaron sus historias: yo, como Conor, creí tener la respuesta… pero no todo es lo que parece. Este libro te enseña lo que es la impotencia, el egoísmo y lo ignorantes que somos en ocasiones. El monstruo está preparando a Conor para enfrentarse a sus miedos más profundos, los que está reprimiendo y están cayendo sobre él como una avalancha de realidad. Este libro podría tener como un protagonista a un niño o a cualquier persona, porque hay situaciones en la vida para las que nadie está preparado.

Lo cierto es que devoré el libro en unas pocas horas. Y me faltó un “algo más”, poder mirar por un agujerito y comprobar que todo es reparable. Creo que Patrick Ness supo entender a Siobhan Dowd, quien no pudo finalizar su obra al morir de cáncer. Un monstruo viene a verme es un no-cuento sencillo y hermoso que te da qué pensar. Un libro lleno de valentía, pero también de dolor. A cada relato del monstruo deseas seguir adelante para saber cuál será el siguiente y qué aprenderás de ellos. Y, por supuesto, todos deseamos conocer la verdad de Conor.

Os dejo aquí el book trailer para que os hagáis una pequeña idea.

 

“- Si dices la verdad – le susurró el monstruo al oído -, podrás enfrentarte a todo lo que venga.”

Ficha técnica

Título original: A Monster Calls
Autor: Patrick Ness (idea original de Siobhan Dowd)
Género: Fantasía
Editorial: DeBolsillo
Páginas: 128

Imagen de SplitShire en Pixabay

Reseña: Ocultos

Ocultos pic¿Quién no ha oído hablar alguna vez de los Libros Prohibidos? ¿Existen en realidad?Enrique Ardiach, un hombre de negocios y reconocido anticuario barcelonés, forma parte de la orden de los custodios, encargada de proteger y estudiar los Libros Prohibidos. Está a punto de recuperar El libro de Thot, el que se conoce como primer libro de la historia y fuente de todo conocimiento humano. Sabe que siguen sus pasos y por eso ha dejado a sus dos nietos, Elisabet y Eduard, una serie de complejísimas pistas por si él no pudiera continuar…

Cuando Ardiach muere en extrañas circunstancias, Elisabet y Eduard deberán emprender una carrera contrarreloj para que nadie se apodere del libro: y es que el Vaticano lo quiere para que no caiga en manos equivocadas, los poderosos Hombres de Negro para lucrarse y Enzo, un joven de perturbadora y sobrenatural belleza, para…¿Dejar de vivir?

Conclusiones

Últimamente, Barcelona se ha convertido en el centro neurálgico de los libros malditos y prohibidos. Tal vez por el hecho de estar viviendo en esta ciudad, el libro encendió en mí esa chispa de magia y misterio que te hace implicarte más con los personajes principales.

Aunque la trama pueda parecer un poco enrevesada por la complejidad de las explicaciones que nos da el autor, no os preocupéis, el libro no se hace pesado: tiene muchos diálogos y dibujos que ayudan a hacer más fluida la historia. Además, al final del libro podemos encontrar una pequeña bibliografía sobre los libros prohibidos que remarca el trabajo de investigación realizado por el escritor.

Como añadido final diré que la historia de amor me gustó. Sí, es la típica historia de chica adolescente que aspira a un amor que no puede alcanzar, en este caso, por lo místico del chico en cuestión. Con lo detallado del texto, podemos ponernos en la piel de Elisabet y sentir la atracción por lo desconocido, la vulnerabilidad y la curiosidad hacia lo que no es fácilmente comprensible. Al final, entenderéis que el cierre es el apropiado, aunque seguramente más de uno prefiera otro final.

“Cada libro es un mundo, un agujero negro que nos conecta con el pasado y el futuro” 

Ficha técnica

Título original: Ocultos
Autor: Jordi Sierra i Fabra
Género: Fantasía
Editorial: Montena
Páginas: 432

Image by PublicDomainPictures from Pixabay

El 46

A veces me gusta coger el 46 para ir al aeropuerto. Sin ningún propósito, sin tarjetas de embarque.

airport-2373727_1920

A veces me gusta coger el 46 para ir al aeropuerto. Sin ningún propósito, sin tarjetas de embarque.

Sólo me gusta ver la cara de la gente cargada de maletas.

Es la emoción de una nueva aventura, un destino por descubrir en un idioma desconocido…

… un nuevo proyecto, la ilusión de un amor que con los brazos abiertos espera a miles de kilómetros su llegada.

Notar como sus pies escapan de lo seguro y se dirigen con firmeza hacia el horizonte.

Veo el miedo al fracaso y el dolor por lo que dejan atrás.

Están con los pies al borde de un abismo, pero estoy convencida de que sabrán despegar a lo más alto.

Es verdad que nada es seguro, pero la incertidumbre les hará aprender.

Entre el mar de inseguridades puedo distinguir un brillo especial en los ojos, una chispa en la oscuridad…

Esa pasión que hace que los seres humanos nos sintamos vivos…

Image by Jan Vašek from Pixabay

Seamos seguidores

seamosseguidores-02lista-blogs-wp1

 

 

 

 

 

 

 

¡Hola amigos! Estas iniciativsa las he visto en varios blogs literarios y me han molado mucho. Es una forma estupenda de conocer nuevos blogs y dar a conocer el nuestro.

La iniciativa trata sobre que nos sigamos mutuamente, vosotros me seguís dejando un comentario en esta entrada con el link de vuestro blog y yo os sigo de vuelta, de la misma forma hago yo lo mismo en otros blogs. Lo que hay que hacer es dejar el banner a la derecha (o izquierda) del blog y hacer una entrada anunciando que participas en la iniciativa.

Si escribís sobre libros o vuestra vida estaré encantada de seguiros. ¡Recordad dejar el link de vuestro rinconcito!

Reseña: Fangirl

FangirlA Cath no se le da bien la vida en general, pero hay algo en lo que es realmente buena: Cath lee fanfiction desde que tiene 12 años y se ha hecho bastante famosa dentro de este peculiar universo. Pero ahora empieza la universidad, y eso es una historia muy diferente… Su compañera de habitación es una borde, su hermana gemela la ignora completamente, su padre es un desastre… Cath intenta estar a la última para integrarse, pero en el fondo solo quiere encerrarse en su cuarto a escribir. ¿ Está Cath preparada para vivir su vida, escribir su propia historia y abrir su corazón? ¿O se quedará atrapada en su particular mundo de ficción?

“Bajo esta capa de chica un tanto friki y ligeramente marginada, se oculta un completo desastre”

Conclusiones

Recuerdo que este libro me duró un suspiro, posiblemente  porque me sentí muy identificada con la protagonista desde el principio.

Fangirl nos cuenta la historia de Cath, una chica tímida e introvertida que tiene una hermana gemela, Wren, con la que comparte un fanatismo extremo por la saga literaria Simon Snow, a la que dedica la mayor parte de su tiempo escribiendo el  fanfiction Carry On, Simon, el cual es casi tan famoso en la red como la propia saga de libros.  

Los problemas llegan cuando las hermanas tienen que empezar la universidad y Wren decide que no quiere vivir con su hermana en la residencia universitaria, que es el momento de empezar un vida por separado. Entonces Cath se ve obligada a compartir habitación con una desconocida, Reagan, la cual le odia. Además siempre aparece en la habitación con Levi, quien posiblemente sea su novio.

Cath se siente sola sin su hermana e invadida por Reagan y Levi, además le puede la presión de que en breve se publicará el octavo y último libro de Simon Snow y quiere terminar su fanfiction antes de que esto suceda.

“Es solo… todo. Hay demasiada gente. Y no encajo. No sé cómo ser. Nada en lo que soy buena es la clase de cosas que importan allí. Ser inteligente no importa, ni ser buena con las palabras. Y cuando esas cosas sí importan, es solo porque las personas quieran algo de mí. No porque me quieran.”

Este libro podría dividirse en dos partes: la historia de Cath y los fragmentos del fanfiction Carry On, Simon

Simon Snow es como una versión de nuestro Harry Potter: un estudiante de magia que se ve envuelto en aventuras en las que deben salvar el mundo mágico. En Fangirl,  Cath podría ser una Potterhead de pies a cabeza. El dormitorio de la chica está lleno de merchandising de la novela y sus personajes. Además, Cath le dedica mucho tiempo al fanfiction donde Simon (pseudo-Harry) se enamora de su gran enemigo (pseudo-Malfoy). Con esta intrusión del fanfiction dentro de la novela, hay ocasiones en las que te apetece saber más acerca de Cath y sus desavenidas en la universidad en lugar de las aventuras de Simon. Aún así, creo que fue una buena forma de transmitir los sentimientos que tiene Cath hacia su saga de libros favorita. 

Ahora hablemos del argumento principal de Fangirl: Cath, una chica a tener más amigos dentro de los libros que fuera. Tampoco es que quiera cambiarlo, le molesta la gente. Y el hecho de que su hermana le abandone en un cambio tan grande como la universidad tampoco ayuda. Wren se ha hecho una nueva amiga con la que no hace más que ir de fiesta y emborracharse. Como ya no tiene tiempo para Cath, ésta se limita a encerrarse en su habitación a escribir Carry OnSimon y comer barritas energéticas que esconde debajo de la cama porque no se atreve a preguntar a nadie donde está la cafetería. Hasta que un día Nick, un chico de su clase de escritura, le convence para que escriban juntos. También Reagan -quien parece que no odia a Cath- le arrastra para que vaya a comer comida de verdad y empiece a ver el mundo que hay a su alrededor. Por último está Levi, quien siempre está esperando en la puerta de su habitación para colarse con la excusa de ver a Reagan, pero que siempre intenta animar a Cath cuando más lo necesita. Parece que, poco a poco, Cath empieza a encontrarse a sí misma. Pero durante este proceso tendrá que enfrentarse a gente aprovechada y a sentirse dolida con los que más quiere. 

—Solo… ¿rendirse no está permitido algunas veces?¿No está bien decir: Esto realmente me hace daño, así que voy a dejar de intentarlo?
—Establece un precedente peligroso.
—¿Sobre evitar el dolor?
—Sobre evitar la vida.

Uno de los puntos clave de la novela es la dualidad entre las dos hermanas. Cath se encierra en si misma, es estudiosa y responsable. Por el contrario Wren es una persona social, alocada e inconsciente. Considero que aquí no debería ser todo blanco o negro. Que una persona sea responsable no implica que un día no pueda llegar tarde a casa, del mismo modo que salir de fiesta alguna vez no te convierte en la oveja descarriada. Entiendo aquí que la autora quiso simbolizar a Cath y Wren como las dos cara de una misma moneda: una misma persona en el momento de ir a la universidad, donde pasas de ser un adolescente a un adulto, donde se supone que ya tienes claro lo que quieres hacer con tu vida. 

Otra idea a tomar en consideración es la historia de amor. Me encantó la forma en que Cath no se empana de nada. Desde nuestra posición de lector puede ser hasta gracioso. Porque el chico siempre está ahí y Cath no entiende por qué. De hecho, tampoco se entiende a sí misma y no entiende si lo que siente es correcto o no. La chica empieza a entender que puede querer más a una persona de carne y hueso que al personaje de un libro. 

El tercer y último tema que trata el libro es la relación que las gemelas tienen con sus padres. Cuando eran niñas su madre se fue de casa y desde entonces su padre no ha vuelto a levantar cabeza. Ahora que las chicas parten a la universidad es la primera vez que van a dejarlo solo. Cath, la responsable, no para de preocuparse por su padre inestable psicológicamnete. Por otra parte, su madre aparece después de todos estos años para retomar la relación con las chicas. Otro motivo más para que una chica que acaba de salir de la adolescencia se sienta presionada. 

Este libro está hecho para bookworms, para personas que se evaden del mundo detrás de las páginas de un libro. Es una forma de ver que el mundo real no es tan terrible como parece fuera de los libros y que adaptarse a la realidad aunque parece difícil, es posible de conseguir. 

“Tengo miedo, miedo de que nunca llegues a descubrir de lo que eres capaz. De que no llegues a ver, ni tú ni yo, las maravillas que llevas dentro.”

Ficha técnica

Título original: Fangirl
Autor: Rainbow Rowell
Género: Novela, Literatura Juvenil 
Editorial: ALFAGUARA
Páginas: 512

Eiffel

Daba igual que un viento horrible o que diluviara. Los locos seguían subiendo a sus 300 metros de altura para declararse amor eterno. Y ella aguantaría infiernos por seguir sintiéndolos correr por sus entrañas con aquel brillo en los ojos y una esperanza en el corazón.

josh-stewart-1268113-unsplash

Daba igual que soplara un viento horrible o que diluviara. Los locos seguían subiendo a sus 300 metros de altura para declararse amor eterno. Y ella aguantaría infiernos por seguir sintiéndolos correr por sus entrañas con aquel brillo en los ojos y una esperanza en el corazón.

Photo by Josh Stewart on Unsplash

 

¿Soy friki?

Le pregunto a mi reflejo en el espejo mientras intento que la camisa me quede bien si la meto por dentro. Después de muchos intentos me sigo pareciendo a Patito en los Juegos del Hambre, así que decido que va por fuera y a tomar por saco. La pregunta me sigue arañando por dentro mientras voy hacia el trabajo. ¿Soy friki? Según la gente que me rodea (y no me entiende) sí, lo soy.

Hace unos días, durante la hora de la comida en el trabajo, hice un comentario sobre hacer un viaje a Japón. Entonces empezó el debate: ¿eres friki? Preguntó alguien. Y yo un poco dubitativa respondí: ¿friki de qué tipo? Ni siquiera sé por qué lo dije. Tal vez esperaba que matizara un poco más su respuesta. Es bien sabido que Japón es el centro neurálgico de otakus y gamers que sueñan con visitar el barrio de Akihabara alguna vez en la vida. Por otra parte, también lo conocemos por cantidad de cosas esperpénticas que tienen los japoneses, como aquellas máquinas expendedoras de ropa interior (que para mí esto sí que es de frikis).

Casi no hizo falta que contestara, otra compañera lo hizo por mí: Sí lo eres. No fue despectivo, simplemente era un hecho. Lo dijo porque sabe que llevo la Nintendo 3DS todos los días en la mochila. Aquello abrió la veda: casi una hora de conversación sobre videojuegos. Vi caras de nostalgia: de aquel que tenía la Nintendo 64 y aquel otro que se tiraba hasta las cuatro de la mañana en el Counter Strike. Con esto comprobé que algunas personas habían jugado a videojuegos durante algún momento de su vida, pero que ahora es un recuerdo de infancia/adolescencia al que nunca volverán porque han evolucionado.

Los videojuegos deben ser una de esas cosas que dejas de lado cuando te haces mayor, ¿No? De otro modo es que eres friki. Para mí, los videojuegos son una afición más como podría ser el deporte, la lectura o aprender a cocinar. Pero esto otro no es friki. Pero, ¿Qué es friki? ¿Quién decide qué es friki o qué no lo es? ¿Si eres friki no eres normal? ¿Por qué si juegas al Fifa no eres friki y si lo haces al Final Fantasy, sí? Conozco personas que juegan en mayor o menor medida y personas que trabajan en este sector. Y también conozco personas que no tocarían una consola ni con un palo y tienen otro tipo de rarezas.

Para mi fortuna, el hecho de ser catalogada como friki no es algo malo, sino que dice algo más de mí. Y las personas que me conocen, aunque no lo entiendan, tampoco lo critican. La verdad es que he tratado de explicarlo muchas veces, pero habrá cosas que no cambien y mi madre siempre me dirá “que salga más y deje de darle a la tecla”. Habrá personas que sean más susceptibles a estos comentarios y sólo esperarán a entrar en las tiendas de videojuegos/ cómics/ merchandising a refugiarse en su Sancta Sanctorum y poder ser como verdaderamente son. Yo misma me he sentido cómoda dentro de estos establecimientos, y no, no hay ratas de biblioteca ni dependientes como el de La mazmorra del androide de Los Simpson. Son personas normales y ya está.

Yo estoy contenta de ser como soy, friki o no. Total, la etiqueta ya me la pongo cuando tengo que ponerme una camisa que no hay forma humana de que me quede bien por dentro para ir a trabajar.

Photo by James Pond on Unsplash